Testimonio 4

Me casé virgen, y desde el primer momento que empezamos con las relaciones sexuales, me dolía muchísimo. Lo hacíamos sólo en los días fértiles para buscar quedar embarazada. Con el tiempo creímos que pasaría pero no fue así.

Mi primer ginecólogo dijo que pasaría el problema del dolor con el primer parto natural, pero en vista y considerando que eso no llegaba, me cambié de ginecólogo. El me derivó donde la kinesióloga Odette Freundlich y comencé con el tratamiento el 20 de septiembre de 2007 (ahí llevaba 1 año 4 meses casada y con un marido muy tierno con mucha paciencia). Luego Odette me dijo que complementara el tratamiento con la sexóloga y así lo hice.

Dos meses de ejercicios diarios VALIERON MÁS QUELA PENA YEL ESFUERZO. Hoy,  puedo decir que me siento completamente feliz.

Tuvimos relaciones en la noche tal como nos dijo ella que lo hiciéramos y …NO PARÉ DE LLORAR DELA ALEGRÍA YFELICIDAD. No lo podía creer, NO ME DOLIÓ NADA, y con mi marido nos pusimos demasiado felices.

Agradecemos mucho el trabajo de la kinesióloga y de la sexóloga.

Les prometo que me cambió la vida, porque sólo las mujeres que pasan por esto saben y se dan cuenta de la diferencia y del positivo cambio.

Muchas graciassssssssssssssssssssssssssssssss infinitas-

 

Deja un comentario