fbpx

Testimonio de una madre virgen

¿Sabias que 1 de cada 8 mujeres que consulta por disfunciones sexuales, tiene Vaginismo?

En Chile no hay estadísticas de esta disfunción sexual, bastante frecuente y poca conocida que sufren tantas mujeres en silencio.

Es por esto que en el mes de la mujer, quiero compartir con ustedes este real y hermoso testimonio de María ( se cambió nombre para proteger identidad) de 58 años de edad, casada 29 años, con un hijo de 22 años, quien NUNCA pudo consumar su matrimonio.

Logró ser madre VIRGEN, gracias a que su esposo eyaculó cerca de la vagina y sus espermios se movilizaron hasta fecundar ese óvulo, que dio origen a su amado hijo.

María tiene un muy buen matrimonio, complicidad y amistad con su marido, pero hace un año empezaron a investigar la posibilidad de tratarse para cumplir su sueño y ser “una mujer normal”pudiendo de esta forma sellar su matrimonio y lograr tener relaciones sexuales, como el resto de las parejas.

María decía, “nos acostumbramos a otro tipo de sexualidad, sin coito, igual lo pasamos bien, logramos tener placer y orgasmo de diferentes formas, pero lo único que es imposible es el coito, pues mis músculos vaginales se apretar tanto, que parece una pared impenetrable”.

Después de mucho buscar, llegamos a Centro Miintimidad, en donde fui evaluada por Odette Freundlich, Kinesióloga especialista en sexualidad.

Salí muy esperanzada después de esa visita, pues me dijo que mi problema SI tenía solución y el tratamiento sería realizado en forma multidisciplinaria por ella y una Sexóloga, además de mi Ginecóloga.

Así pasaron las sesiones y yo viajaba de fuera de Santiago todas las semanas, cumpliendo al pie de la letra todas las indicaciones que me daban, hasta que al fin llego el momento esperado, de mi verdadera luna de miel.

Y así fue, sorprendidos y muy emocionados lo logramos,  cumplimos nuestro sueño anhelado, yo de sentirme mujer de verdad y marido sentirse dentro de mi. Esa sensación de unión es indescriptible.

María dice “Quiero compartir mi testimonio y así ayudar a que tantas mujeres como yo se decidan a pedir ayuda”.

Le pregunté a María ¿Que le dirías a otras mujeres que sufren de vaginismo?

Ella contestó, “les diría que no son la única que sufre en silencio como uno piensa, que no dejen pasar el tiempo como yo lo hice , que se puede superar. Yo pasé por varios tratamientos sin éxito, quedando cada vez más deprimida y frustada,y muchas veces me preguntaba » porque a mí?  por mi crianza estricta, poca información, pudor, miedo al dolor, no sé.

Pero viví con vaginismo 29 tristes años…pero la clave es llegar al lugar indicado.

El centro Mi intimidad se trata el problema tanto física como psicológicamente, con profesionales que dan toda la confianza y el apoyo que necesitas. Desde la primera sesión a pesar del miedo vi una esperanza para mí problema. Hoy estoy feliz!!, después de varias sesiones y siguiendo las indicaciones tal como me enseñaron, logré por fin lo que tanto anhelaba!!, gracias a mis ganas de superar mi problema y a la ayuda importantísima que me brindo Centro Miintimidad y sus profesionales en éste proceso .

No sufras más!! Tú también puedes!! Estoy cumpliendo 29 años de matrimonio, tengo 58 años y empiezo ésta nueva etapa con la luna de miel que tanto esperé.

Atrévete, nunca es tarde!!

Odette Freundlich

Kinesióloga especialista en sexualidad y disfunciones del suelo pelviano

Directora de Centro Miintimidad

www.miintimidad.cl

contacto@miintimidad.cl

Deja un comentario