Vaginismo: quiero, pero no puedo ¿Qué hago?

El sexo, algo que debería ser un momento de placer para las parejas, termina convirtiéndose en una tortura para algunas de ellas. Y sí, aunque parezcan casos aislados y extraños, son muchas las parejas que llevan años intentando tener relaciones sexuales, pero a la hora de la penetración, no pueden lograrlo. “Es como si todo se cerrara”, “siento como si tuviera una pared”, “tal vez no tengo vagina”, son algunos de los comentarios de mujeres que finalmente se deciden y buscan ayuda.

¿De qué se trata esta disfunción?

Esto se llama vaginismo y consiste en una contracción involuntaria de los músculos del tercio externo de la vagina, frente al intento de penetración vaginal, ya sea con el pene, dedo, tampón, etc.

Odette Freundlich, kinesiologa especialista en Disfunciones del Suelo Pelviano y Sexualidad, y directora del Centro Miintimidad nos relata su experiencia con mujeres que llegan en busca de ayuda: “Son mujeres que bordean en su mayoría los 30 años de edad, siendo muchas de ellas profesionales. Algunas con cuatro años de pololeo o seis años de matrimonio, durante los que no han logrado nunca tener una penetración vaginal”. A lo que agrega: “Llegan con mucha vergüenza, frustración y lágrimas en los ojos, contando este secreto, que había estado guardado por mucho tiempo”.

“Me siento como bicho raro, no completa como mujer”, “nadie sabe de esto”, “no sabía lo que tenía, cómo se llamaba y dónde podía buscar ayuda, hasta que leí un artículo suyo en el diario y se me abrió una luz de esperanza”, son las confesiones de estas mujeres deseperadas frente a la especialista.

Ellas cuentan además que tienen terror al examen ginecológico, que nunca se han podido introducir un tampón, ni se han mirado el área genital, porque lo encuentran ‘asqueroso’.

“En el momento de intentar la penetración, contraigo todos los músculos, aprieto las piernas, trato de relajarme, pero no puedo”, relatan casi unánimemente las pacientes.

¿Tiene solución?

Según explica  la directora del Centro, “esta disfunción NO se mejora sola, sino que debe ser tratada por un equipo multidisciplinario experto en el tema, entre ellos un ginecólogo, una kinesióloga y un sexólogo”.

Sin embargo el tratamiento es absolutamente eficaz. En alrededor de diez sesiones (una vez por semana), se logra superar el problema.

Las mujeres no deben sufrir más en silencio, deben atreverse a consultar, pues esta disfunción SI tiene solución.

Más información:  www.miintimidad.cl / www.vaginismo.cl / contacto@miintimidad.cl

Artículo publicado en Mujer Glam

http://www.mujerglam.cl/vaginismo-quiero-pero-no-puedo-que-hago/

Deja un comentario