Odette Freundlich en Mañaneros de La Red hablando sobre Madres Vírgenes

“¿Cuánto tiempo pasó? mucho, demasiado… Mis padres eran muy estrictos, salimos solos muy pocas veces a pesar de que pololeamos 6 años. El era igual de inexperto que yo. Nos casamos y creíamos que nuestra noche de bodas cambiaría todo, pero no fue así. No tuvimos sexo, pensamos que con el tiempo lo solucionaríamos pero quedé embarazada y sin penetración”, contó, en forma anónima, una paciente de Odette Freundlich, kinesióloga, especialista en rehabilitación pelviperineal y sexualidad.

Otro caso: “Me crié con el karma de ser la hija de madre soltera y una hermana que lo fue. No quería pasar por lo mismo y por supuesto, llegué virgen al matrimonio. Pololeamos 8 años con mi actual marido, un hombre que me entendió y apoyo durante ese tiempo, pero después del matrimonio empezaron los problemas porque no podía tener penetración. Nos habíamos acostumbrado a satisfacernos solamente con roce, esto lo conversé con mi ginecólogo de ese tiempo y él me derivo a un sexólogo, él cual algo me ayudó, pero nunca pudimos resolver el problema. No sé como quedé embarazada, pues nunca logramos tener penetración. Nació nuestra hija por cesárea y seguimos con nuestro problema, mi marido ya estaba cansado, yo me angustiaba y no sabía que hacer”, testifica otra paciente.

Ambos testimonios son uno los cientos de caso que ha atendido la experta. Para ella, la explicación al misterio es muy simple y nada tiene que ver con la partenogénesis o la fecundación por sí mismas. Una madre virgen, a su juicio, es una mujer que quedó embarazada sin tener penetración vaginal.

Las invitamos a ver Mañaneros de La Red donde la especialista hablo en extenso del tema.

Deja un comentario